GerCanada, Personal, Reflexiones, ViveCanada

Un nuevo sueño….

Se cuenta que, en las antiguas civilizaciones, los forasteros eran personas a las cuales se les tenía una consideración especial por la simple razón de estar lejos de sus hogares. Esto lo podemos incluso confirmar en muchos de los escritos de la biblia en donde los forasteros, viudas y huérfanos reciben un trato muy especial por parte de los profetas y Jesús.

Con el paso del tiempo y en nuestra civilización actual, los forasteros modernos, es decir, los inmigrantes parecieran carecer de esa consideración y para algunas sociedades somos más una carga con la que hay que lidiar.

Como inmigrante que soy, y después de ver y escuchar tantas historias tristes de abusos hacia los inmigrantes, he decidido iniciar un sueño en el cual pueda ayudar a los inmigrantes, nuevos y prospectos, en su deseo de encontrar una vida digna en Canadá.

En esta primera etapa, me estoy preparando como consultor de migración, con la intención de dar un toque más humanista a esta industria. Hablando claro, siendo honesto y franco (como buen Norteño Mexicano), estoy emprendiendo esta idea que se llama GêR Canada, donde GêR significa Forastero.

Trabajo con la visión de tratar de recuperar ese trato amable y especial para con nosotros inmigrantes.

Les escribiré en este blog todos los avances de este proyecto. Espero contar con sus buenos deseos en esta aventura.