Personal, Reflexiones

Recta final

Del 2007

Hola, hace un mes no les escribo… y vaya que han pasado cosas, todas ellas de reflexión, si, constante reflexión.

Ya vivo con Luis y Elena. Todo parece indicar que seguirá muy bien como cuando antes. Muchas salidas al Red Room, y como olvidar el crucero del 15 de Septiembre. A gusto. No hay queja.

Mucho trabajo. Por fin estoy desquitando… jejeje… y ahora se me junta con la Maestría. Pero bueno. Así es esto. Cuando menos lo imaginas, es cuando más se juntan las cosas.

Hey, ya faltan 2 meses y medio para volvernos a ver!!! En diciembre estaré en México otra vez. Esta ocasión planeo visitar Saltillo también. Buscar tener ese reencuentro. Visitar el ranchito. Lugar que me recuerda y me refuerza las convicciones.

Tuvimos una visita inesperada, pero muy agradable. Vino Ruth de la Cd de Mexico. Amiga del Padre Ivan, y nos hizo recordar muchísimo a la comunidad. La llevamos al Red Room y a cenar a nuestros típicos lugares. Me hizo mucho ruido una de sus frases. Cuando se ama de Verdad, se sabe esperar. No sé, me llamo mucho la atención esa frase.

Otra de las palabras que no había escuchado hace mucho y que también me está haciendo ECO en la mente. GRATUIDAD.

también me lo recordó Vanessa.  GRATUIDAD. La sencillez de lo gratuito. Del Don. De darse por gratuidad.

todavía falta mucho por reflexionar. Pero ahí vamos.

En fin, todo sigue muy padre por acá. Con muchos planes y cambios en Puerta. El regreso del Tomas a México, Navidad en Monterrey, Ir a Saltillo, luego la Boda de Ceci.

Parece que la vida no para, no perdona. Y vuelvo a recordar que no hay pecado más grande que la pérdida de tiempo.

Gusto en escribirles. Espero verlos pronto!!!

Juan Pablo