Reflexiones

Con el corazón aquí en la mano

Llevar el corazón aquí en la mano
es estar dispuestos a amar intensamente y en todo  momento
a pesar de las dificultades.

Llevar el corazón aquí en la mano, estar dispuesto a reír
teniendo ganas de llorar, consolar queriendo ser consolados
interesarse vivamente por lo que sucede al  hermano.

Debo amar  para que a través de mi Dios llegue a mis hermanos
no esconderé mi corazón por cobardía   debo llevarlo aquí en la mano
expuesto a las espinas y amando que para eso fue dado.

Y quien soy yo para esconderlo    
y quien soy yo para negarlo 
voy contigo en el camino y si necesitas algo
aquí estoy, con el corazón aquí en la mano 

No estas solo mi hermano aquí tienes mi corazón
es todo tuyo aunque un poco lastimado
pídele lo que quieras Dios le ha dado un mandato:
ama, y no puede evitarlo toma todo no te detengas que desde ahora es para ti, es para ti. 

Y quien soy yo …. 

Autor: Ana Maria Rabatté